Sitio sobre El Método Gabriel Para Adelgazar

En este sitio podrás encontrar artículos, opiniones, información y mucho más sobre El Método Gabriel Para Adelgazar que está cambiando la forma de ver las dietas y el sobrepeso.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Algunas amenazas que contempla El Método Gabriel.


En el método Gabriel no menciona que el cuerpo interpreta todas y cada una de las tensiones de la mente pero también las emocionales como si fueran amenazas físicas, tal cual se escucha. En todas esas ocasiones que sientes estrés el cuerpo que recibe un mensaje químicamente que el cuerpo entiende como “ estoy en peligro, haz algo”. Recordemos el cuerpo está genéticamente programado para intentar todo lo posible y protegernos, la situación es que únicamente entiende las amenazas de tipo físico, no las emocionantes. Es decir, que cuando estás enojado tu cuerpo piensa que existe un peligro físico.
Una amenaza para tu cuerpo quiere decir que algo que ataca, o que pudiera ser que estés muriendo o de hambre o de frío. La mayoría de las veces las alteraciones mentales o emocionales y provocan las mismas reacciones químicas en nuestro organismo que cuando sufrimos de frío o de hambre. Cuando esto llega a suceder el cuerpo que hay en una confusión de tal forma que interpreta que necesitas estar gordo para protegerte activando los programas fat.
El método Gabriel nos brinda algunos ejemplos de lo que son las amenazas emocionales y mentales que pueden llegar a confundir al organismo, haciendo creer que engordar es la mejor forma de protegerte:
Hambre mental: el hambre física es la única forma de hambre que nuestro cuerpo puede entender, aunque también puedes morir de hambre en un sentido mental o emocional. Como es muy común decir puedes morir de amor, de risa, de miedo, de alegría, etc. Todas estas ansiedades mentales y emocionales pueden llegar a provocar las mismas señales químicas en el cerebro que cuando tenemos hambre. Esta es una de las razones principales por la que se activan los programas fat.
Temor a la escasez: esa incertidumbre de no tener dinero o qué comer puede enviar un mensaje al organismo de que los recursos son pocos, es por ello que el cuerpo administra la energía en forma de grasa. Cualquier situación en la que la escasez se encuentre presente puede ser interpretada por el cuerpo como una posible situación de hambre por lo que si el cuerpo considera necesario activará los programas fat para acumular grasa y así tener alimento a futuro.
Obeso emocionalmente: lo que suele pasar con esto es que muchas personas sienten en algún grado una fuerte relación entre estar gordo y estar seguro, de alguna manera sientes la necesidad emocional de estar obeso. El cuerpo reacciona de tal manera que te hace sentir más seguro emocionalmente.
El método Gabriel también tratan las convicciones disfuncionales, que es todo aquello de lo que creemos posee un poder más allá de nuestro cuerpo físicamente. Existen miles de ejemplos de pacientes con enfermedades terminales que creyeron que podían curarse y se curaron. De igual manera que existe en aquellas personas que pensaron estaban enfermas y de verdad lo lograron.
De igual forma las convicciones disfuncionales y negativas que están alrededor de la pérdida de peso y la obesidad pueden llegar a activar los programas fat. Si en realidad tú crees que siempre vas a ser gordo, que naciste para ser obeso, que te mereces estar gordo o que simplemente es imposible bajar de peso entonces tu cuerpo engordará y seguirá engordando sencillamente porque estás convencido de que eso pasará. Sin duda alguna el eliminar las convicciones disfuncionales es parte importante para poder adelgazar y realmente conseguir. Aprender que variables son las que intervienen en la activación de los programas fat y cómo desconectarlos es imprescindible. 

martes, 6 de marzo de 2012

Las interpretaciones del cuerpo han cambiado

Parece ser muy gracioso pero es totalmente verdad lo que menciona El Método Gabriel de que en la actualidad no tenemos que cuidarnos de los depredadores que nos quieran comer, o del frío intenso que nos pueda matar y cada vez menos de la falta de alimento, sin embargo existen otras variables que han surgido por diferentes circunstancias como lo son la violencia, el estrés, el ruido, problemas económicos y muchos otros aspectos que confunden al cuerpo y afectan el organismo activando los programas fat como una forma de defensa.

Una de las dietas inservibles y más comunes según El Método Gabriel es la dieta conocida como yo-yo que se basa en restringir o negar los alimentos que normalmente comemos el cuerpo piensa que la comida es limitada y que necesita guardas muchas más reservas para sobrevivir. Con este tipo de dietas el cuerpo crea una reserva de energía en los alimentos activando los programas fat que hacen inservibles las mismas dietas.

Otro punto importante a tratar es el hambre nutricional la cual se da cuando cuando comes todo lo que quieres pero el organismo sigue teniendo hambre desde el punto de vista de nutrientes. Esto se da cuando no hay nutrientes en la dieta que estás llevando o simplemente faltas algunos muy importantes  en la digestión o en los mismos alimentos. Existen ciertos medicamentos que activan los programas fat de modo atificial debido a sus componentes o sustancias.

Sin lugar a dudas que los aditivos que colocan en los alimentos artificialmente como lo son colorantes, saborizantes y conservadores que son muy complicados de digerir o el cuerpo no sabe cómo hacerlo, sin embargo no se deben evitar a toda costa porque se convertiría en una dieta y eso no es lo que buscamos pero si se puede reducir su consumo mucho mejor. Una forma de atacar esto y que nos lo menciona El Método Gabriel es aumentando el deseo por comer alimentos sanos y naturales evitando también las ansias por comer estos alimentos falsos eliminando las las ganas de comer alimentos que engordan.    

lunes, 5 de marzo de 2012

El cuerpo y su adaptación

Parte importante que menciona El Método Gabriel es la adaptación que hace que el cuerpo quiera mantenerse delgado. Y es eso precisamente lo que mucha gente se pregunta constantemente, cómo es que el cuerpo se va adaptando a las diferentes problemas o situaciones de la vida. Lo que sucede es que el cuerpo se va a adaptando a la situación que se está viviendo actualmente y si el cuerpo cree que lo mejor es estar delgado entonces ni importa la cantidad de comida que ingieras por más engordante que sea no podrás subir de peso ya que el mensaje que tiene tu cuerpo es que el estar delgado será lo más seguro para estar a salvo.

Si en algún momento dado el planeta se convirtiera 20 grados más frío el cuerpo de la mayoría de personas automáticamente querrá guardar y retener mayor cantidad de grasa ya que la grasa nos protege del frío, de ninguna manera podremos bajar estos niveles de obesidad si el cuerpo sigue creyendo que al adelgazar nos volveremos mucho más vulnerables. En este sentido es como trabajan las dietas porque la gran mayoría de ellas tienen como principal función perder peso, pero como en muchos casos las dietas van en contra de lo que el cuerpo quiere se convierte en una lucha constante que termina por desgastar el cuerpo y la mente sin ver resultados reales o considerables.

Nadie había hecho lo que ahora hace El Método Gabriel de abordar este problema trabajando con el cuerpo como tu amigo y no como tu enemigo. Así como los camaleones cambian de color para confundirse con el ambiente y no ser devorados nuestro cuerpo hace su propia adaptación según su interpretación del peligro que está a nuestro alrededor.        

domingo, 4 de marzo de 2012

El caso de Jessie en El Método Gabriel

El siguiente caso es mencionado en El Método Gabriel para ejemplificar lo mencionado en los entradas anteriores. Jessie era alguien que no entendía absolutamente nada de metabolismo ni calorías y su control. Era un analfabeta que jamás había asistido al escuela por que leer y escribir no estaba entre sus conocimientos, pero en realidad para ser un gato era muy pero muy inteligente. En la etapa ya adulta estaba considerablemente gordito sano como se suele decir. Ya era tiempo que no jugaba ni perseguía roedores sino más bien se la pasaba de flojo como sucede con el 90% de los gatos domésticos.

Un perro mastín de 55 kilos llamado Buddy que era del vecino detestaba a los felinos. Sucedía que todas las tardes Jessie recorría el barrio y tenía que pasar por el jardín del vecino molestando al perro dando vueltas por el cesped mientras que el perro estaba encerrado en la casa. El gato paseaba libremente por la casa de Buddy mientras que este se volvía loco ladrando y dando vueltas como loco sin poder salir al jardín.

El día en que los vecinos quedaron hartos y terminaron por soltar a Buddy. El can salió como bala corriendo y correteando a Jessie hasta que se perdieron en el bosque sin regresar ese mismo día. Posteriormente el gato regresó lastimado ya que Buddy lo había alcanzado y mordido en una de sus patas. Fue curado y se alivió de la herida pero comenzó a suceder algo raro, en las siguientes semanas comenzó una drástica pérdida de peso. Muchas personas aconsejaron ir al veterinario para ver lo que le sucedía sin embargo lo que le estaba pasando a Jessie era que se estaba adaptando a las nuevas condiciones con las que tenía que vivir. El estar delgado lo iba a a hacer más ágil, cosa que le ayudaría a sobrevivir.

sábado, 3 de marzo de 2012

El Método Gabriel dice que hay dos niveles en la pérdida de peso.

El Método Gabriel nos dice que la pérdida de peso se puede abordar desde dos niveles distintos, y la gran mayoría de nosotros lo que hacemos es atacarla desde el nivel número uno, el que está estrechamente relacionado con el metabolismo. Contar calorías entrantes y salientes, píldoras regímenes alimenticios y hasta operaciones secretas para bajar la grasa, es decir usan toda esa información que abundan y que llenan librerías y bibliotecas. Lo que tienen en común es que estas ideas comparten un misma premisa, de alguna manera tienes que obligar a tu cuerpo y hacer que haga lo que en verdad no quiere hacer, una lucha constante contra tu organismo. En esto es, principalmente, en lo que se centran gran parte de los investigaciones sobre la obesidad y la pérdida de la misma.

Sin embargo como El Método Gabriel nos menciona existe otro nivel superior, mucho más efectivo e importante para perder peso y conseguir el peso idóneo. El punto es que aquellas cosas que obligan al organismo a estar delgado distan mucho de aquellas que hacen que tu cuerpo quiera mantenerse delgado. Normalmente tienen efectos opuestos.

Es por ello que si en realidad lo que buscar es perder peso a largo plazo y sencilla, sin usar más pastillas, dietas ni métodos extraños para adelgazar lo que se necesita es conseguir que el mismo cuerpo busque la forma de estar delgado y que quiera estarlo.

viernes, 2 de marzo de 2012

El Método Gabriel explica por qué el cuerpo quiere estar gordo


El Método Gabriel menciona que el cuerpo no entiende que no siempre el esar gordo significa estar a salvo. Recordando aquello de la programación genética y de los problemas a los que nos enfrentamos para sobrevivir que en general son tres el que te coman, el frío y el hambre. Si viviéramos en lugar donde existieran gran cantidad de depredadores la gordura no nos ayudaría en nada ya que la misma obesidad haría que fuéramos más gordos y nos moviéramos mas lentamente. Entendiendo esto el mismo cuerpo querría estar delgado para poder sobrevivir escapando de los depredadores y manteniéndote a salvo.

En el ejemplo que pusimos anteriormente las probabilidades de supervivencia son afectadas directamente de la delgadez o gordura que tengamos. Muchos de los habitats en los que vivían nuestros antepasados tenían un mezcla de los tres peligros antes mencionados (frío, depredadores y hambre) y el mismo cuerpo se adaptaba a las diferentes situaciones para decidir el peso más favorable para mantenernos a salvo en diferentes circunstancias. Por ejemplo no quedarás tan delgado que no pudieras sobrevivir hasta la siguiente comida pero tampoco tan gordo que no pudieras escapar de los depredadores que te persiguieran.

Es en este momento cuando la excelente y brillante lógica que maneja el organismo es fundamental. Nuestro cuerpo está programado para calcular la cantidad de grasa ideal para enfrentar diferentes situaciones. Durante mucho tiempo este principio nos protegió de los tres principales peligros y gracias a esta programación genética es que aún estamos en este mundo.

El Método Gabriel hace énfasis que en los tiempos actuales ésta parte ha perdido mucha importancia hasta el grado de olvidarse por completo. La grasa en exceso no nos protege de nada absolutamente pero el cuerpo no sabe de ello y no puede cambiar su programación así como así. El ritmo de vida actual causa estrés y preocupaciones generando sustancias químicas que afectan nuestro cuerpo y que son confundidas por el mismo haciendo que engordemos mucho más para así estar protegidos según la lógica de nuestro organismo. El cuerpo se confunde y mantiene encendidos los programas fat.

De cierta manera cuando una persona está intentando adelgazar y los programas fat están funcionando es como estar luchando fuértemente con tu cuerpo, son direcciones totalmente opuestas en la cual siempre el cuerpo va a salir victorioso. Si hoy por hoy algunas personas tienen peso de más es porque su cuerpo está creyendo que no está seguro y que para estar a salvo necesita acumular más grasa. Cuando crea que lo más seguro para mantenerse a salvo es estar delgado, entonces comenzará a perder peso de forma automática.

jueves, 1 de marzo de 2012

El Método Gabriel te dice cómo entenderte con tu cuerpo

Mucha razón tiene El Método Gabriel cuando dice que el lenguaje de tu cuerpo y su lógica es lo que debemos entender para poder trabajar en equipo. Nuestro cuerpo tiene una lógica muy básica pero muy válida e impresionante, ahora lo que no toca es hacer que nuestro organismo entienda que el estar delgados es la mejor forma de protegernos.

Una vez que nuestro cuerpo entienda que para protegernos debemos estar delgados la obesidad se irá perdiendo automáticamente. El cuerpo hace una relación entre estar a salvo y estar gordo que aunque parezca un tanto complicado de entender es totalmente real. En la actualidad el estar obeso no quiere decir que estés protegido sin embargo el cuerpo no fue diseñado para el mundo actual y tampoco nos hemos dado el tiempo para evolucionar a la vida actual. El cuerpo fue hecho para protegerte del frío, del hambre, de las enfermedades, del sol, etc., pero actualmente no debemos de preocuparnos por ello y el cuerpo sigue funcionando para lo que fue hecho, así que trabaja de la misma forma que hace miles de años. Nuestro trabajo radica en saber entender su lenguaje que tiene mucho sentido.

Es uno de los principales objetivos de El Método Gabriel, el ayudarte a conocer la forma en la que reacciona tu cuerpo para protegerte o lo que él entiende por protección. Saber como actúa a los diferentes estímulos físicos y químicos a los que se enfrenta y poder usarlos para que el organismo entienda que es mejor estar delgado.